307

La Guerra Espiritual

Junio 2, 2018 • Netz Gómez

Mateo 12:28-29 “Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios,
ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios. 29 Porque ¿cómo puede alguno
entrar en la casa del hombre fuerte, y saquear sus bienes, si primero no le ata? Y
entonces podrá saquear su casa.”
Jesús habló de atar a Satanás, invadir sus dominios y liberar “sus bienes” de su
prisión. Los “bienes” de Satanás incluyen vidas que mantiene cautivas detrás de sus
fortalezas o cárceles demoníacas.
Cómo opera Satanás: Satanás usa mentiras contra Jesús y su liderazgo, una
colección de mentiras que acusan a Jesús; son argumentos o mentiras sobre Su
carácter, poder y sabiduría. Cuando creemos mentiras sobre él, entonces creemos
mentiras sobre quiénes somos en Cristo.
También el enemigo utiliza ideas culturales que consisten en acciones, valores
y leyes en una región específica que están de acuerdo con Satanás. Algunas ciudades
son conocidas por pecados específicos, como la prostitución, las drogas, el racismo,
el crimen organizado, los juegos de azar, la religión falsa, la pobreza, la trata de
personas, la violencia, las pandillas, el intelectualismo anti Dios, el secuestro, etc. Se
requiere arrepentimiento e intercesión clamando por la misericordia de Dios para
desmantelar los foralezas culturales.
La Biblia dice que hay una jerarquía demoníaca sobre cada región de la tierra
(Efesios 6:12, ver Daniel 10:12, 20-21).
I. LAS OPRESIONES ESPIRITUALES SE ESTABLECEN AL ESTAR DE ACUERDO CON LA OSCURIDAD
Las opresiones se establecen cuando se abren puertas a Satanás a través de
acciones pecaminosas y sistemas de creencias. Su esfera de actividad es el dominio
de la oscuridad. Dondequiera que haya oscuridad, él tiene acceso legal.
Col. 1:13 “Porque Él nos rescató del dominio de las tinieblas, y nos transfirió al reino
de Su Hijo amado.”
Si la oscuridad está en nuestros corazones, entonces él tiene acceso legal a
nosotros a esa parte de nuestra vida. Jesús no tenía oscuridad en Su vida. Por lo
tanto, Satanás no tenía puntos de acceso legal en la vida de Jesús.
Juan 14:30 “porque viene el príncipe de este mundo, y él nada tiene en mí”
Satanás envía “dardos de fuego” -un sentido elevado de lujuria, miedo,
opresión o ansiedad, etc. Podemos resistir y extinguir estas influencias demoníacas
por la autoridad del nombre de Jesús al declarar la verdad de la Palabra de Dios y
comprometernos a obedecer a Jesús en esa área de nuestra vida que Satanás está
atacando.
Efesios 6:16 “Además de todo esto, tomen el escudo de la fe, con el cual pueden
apagar todas las flechas encendidas del maligno.”
Santiago 4: 7 “Así que sométanse a Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes”

—PAGE 2—

Satanás agrega una elevada energía demoníaca a nuestro pecado cuando nos
cedemos a la maldad. Él quiere que nuestras debilidades escalen para convertirse en
impiedad. El pecado que no es rechazado continúa aumentando en las personas
hasta que madura. Agustín dijo: “La lujuria a la que accedemos se convierte en un
hábito, y un hábito que no se resiste se convierte en una necesidad”.
Sant 1:14-15 “Todo lo contrario, cada uno es tentado cuando sus propios malos
deseos lo arrastran y seducen. 15 Luego, cuando el deseo ha concebido, engendra el
pecado; y el pecado, una vez que ha sido consumado, da a luz la muerte.”

II. DERRIBANDO LOS ATAQUES EN LA MENTE
La actividad demoníaca y sus mentiras son como un muro que obstaculiza la
bendición de Dios en nuestras vidas. Los poderes demoníacos se exaltan a sí mismos
al seducirnos a creer en sus mentiras que atacan la verdad acerca de Dios y quiénes
somos en Cristo.
Debemos desmantelar esas mentiras una por una. Cada piedra de acusación
en nuestra mente contra Dios y Su liderazgo debe ser derribada. La Palabra de Dios
es como un martillo que golpea la “pared demoníaca” en nuestras mentes y la
destruye idea por idea.
Derribamos llevar nuestros pensamientos cautivos al sometimiento a Dios, de
acuerdo con Su Palabra.
Usamos tres formas para rechazar argumentos en contra de Dios en nuestra vida.

1. Comenzamos a desmantelar fortalezas personales con el pensamiento
correcto alineado con la verdad de la Palabra de Dios. Renovar nuestra mente por
la Palabra pronto conduce a un cambio emocional, que a su vez resulta en la
transformación de nuestro comportamiento.
Romanos 12:2 “No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante
la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena,
agradable y perfecta.”
Exponer: identificamos y exponemos las mentiras al leer o escuchar la Palabra de
Dios (Romanos 10:17).
Renunciar: Renunciamos a nuestro acuerdo con mentiras y resistimos las dardos de
Satanás (Efesios 6:16).
Reemplazar: Reemplazamos los pensamientos equivocados al hablar la palabra de
Dios sobre nuestra vida (Mt. 4:4).
Mt 4: 4 “Pero Él [Jesús] respondió y dijo: “Escrito está: ‘No solo de pan vivirá el
hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios'”
Juan 8:32 “Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres”

III. ARGUMENTOS EN CONTRA DE DIOS QUE DEBEN SER DERRIBADOS: DOS
VERDADES ESENCIALES
Pablo inspirado por el Espíritu Santo nos llamó a participar en la guerra
espiritual y luego nos enseñó cómo participar en ella (2 Corintios 11: 2-4). Él declaró

—PAGE 3—

dos verdades que son fundamentales para desarmar fortalezas que nos atacan en lo
personal.
Pablo enseñó sobre la vencer al participar de las verdades relacionadas con ser
la Novia de Cristo. Él enseñó que estamos comprometidos con Jesús y que nos hizo
ser una virgen casta delante de él.
2 Corintios 11: 2 “El celo que siento por ustedes proviene de Dios, pues los tengo
prometidos a un solo esposo, que es Cristo, para presentárselos como una virgen
pura.”
Desposado con un esposo: El Padre nos escogió como el compañero eterno de Su
Hijo y se comprometió con nosotros (en la cruz). Hizo compromisos para darnos Su
corazón para siempre. Él tiene emociones profundas hacia nosotros, se deleita en
relacionarse con nosotros y está comprometido a compartir Su corazón, trono y
belleza con nosotros.
1. El profeta Oseas profetizó que el Señor desposaría a su pueblo con él.
Os 2:19 “Yo te haré mi esposa para siempre, y te daré como dote el derecho y la
justicia, el amor y la compasión”
En el mundo antiguo, una pareja se casaba legalmente el día en que se
comprometían. Estamos “comprometidos” con Jesús desde el día en que nacimos
de nuevo.
2. La consumación del matrimonio será en la era venidera (Apocalipsis 19:7-9).
La virgen pura: Somos una virgen pura a los ojos de Dios al recibir el regalo de la
justicia de Jesús cuando nacimos de nuevo. Somos declarados justos ante Dios
como lo es Jesús. En la corte de Dios, todo lo que legalmente nos impidió recibir los
afectos de Dios ha sido eliminado.
2 Corintios 5: 17-21 “Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación… 21
Al que no cometió pecado alguno, por nosotros Dios lo trató como pecador, para que
en él recibiéramos[c] la justicia de Dios.”
Estas dos verdades sobre nuestro compromiso con Jesús redefinen nuestra
vida: vemos Su deseo de relación con nosotros y nos vemos como una virgen pura
ante él. Estas verdades desarman las emociones como el miedo al rechazo, la
vergüenza y la desesperación. El pecado está lleno de energía por la desesperación.
Si te sientes limpio, vivirás limpio.
No debemos definirnos por nuestras luchas sino por el trabajo de Jesús en la
cruz y su deseo por nosotros.
Nuestra identidad espiritual central:
1. ¿Somos esclavos del pecado que luchamos para amar a Dios?
2. ¿O somos amantes de Dios que luchamos con el pecado?
3. Cuando nuestro amor por Jesús es débil, todavía es real. El amor débil no es
amor falso.

—PAGE 4—

El diablo quiere que confundamos nuestra debilidad con la rebelión para que
nos abandonemos la desesperación. Muchos confunden su inmadurez espiritual con
la rebelión y así se sienten como un hipócrita sin esperanza.
IV. ENGAÑADO POR FALSAS ENSEÑANZAS
Pablo llamó a los corintios a abrazar el verdadero evangelio y rechazar todas
las distorsiones del mismo.
2 Corintios 11: 2-4 “pues los tengo prometidos a un solo esposo, que es Cristo, para
presentárselos como una virgen pura. 3 Pero me temo que, así como la serpiente con
su astucia engañó a Eva, los pensamientos de ustedes sean desviados de un
compromiso puro y[b] sincero con Cristo. 4 Si alguien llega a ustedes predicando a un
Jesús diferente del que les hemos predicado nosotros, o si reciben un espíritu o un
evangelio diferentes de los que ya recibieron, a ese lo aguantan con facilidad”
Engañados por la astucia: como Satanás engañó a Eva con astucia, los falsos
maestros (los judaizantes) los engañaron con mentiras acerca de Jesús y el
evangelio. El objetivo de Satanás es que dejemos la simplicidad de ser recibidos por
Jesús y olvidemos que Él nos desea y nos dio Su justicia.
Otro Jesús: los judaizantes creían que Jesús era el Mesías, pero no que ofrecía el
don gratuito de la justificación por la fe; ni lo vieron como el Dios del novio que
desea tener una relación con su pueblo. Cuando creemos mentiras sobre Jesús,
creemos mentiras sobre quiénes somos en Cristo.
Otro evangelio: el verdadero evangelio se basa en el don gratuito de Dios y en
nuestro profundo deseo por nosotros. El evangelio falso que ellos abrazaron los
engañó haciéndoles creer que deben ganarse el favor y la salvación de Dios.
Un espíritu diferente: Operaron en un espíritu de condena, miedo y esclavitud. El
espíritu de esclavitud nunca fortalece nuestro corazón en amor ni imparte el poder
de amar y obedecer a Jesús.
Romanos 8: 1, 15 “No hay … ninguna condenación para los que están en Cristo
Jesús … 15Porque no recibieron el espíritu de esclavitud para temer, pero recibieron el
Espíritu de adopción por el cual clamamos: “Abba, Padre”
Resumen: Pablo usó la Palabra de Dios para desmantelar las fortalezas espirituales en
sus vidas al echar abajo las mentiras contra Jesús y contra quienes eran en Cristo.
Pablo hizo esto al declararles que estaban comprometidos con Jesús,
deseados por Dios, y se mantenían limpios ante Dios como vírgenes. Al confesar y
declarar que Jesús nos desea y que somos la justicia de Dios, desmantelamos las
fortalezas de la oscuridad en nuestras vidas. Por lo tanto, tenemos confianza para
correr hacia Él y no desde Él en tiempos en que fallamos.

PREGUNTAS DE REFLEXIÓN

1. ¿Te has dado cuenta de algún ataque espiritual contra tu vida?

2. ¿Como resistes al diablo para que huya de ti?

3. ¿Qué papel juega la Palabra de Dios y la oración en la guerra espiritual?

Share

Other Sermons In This Series

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *